Aceite de geranio

Propiedades, usos y contraindicaciones

El aceite esencial de geranio es considerado como el «hacendado» del aceite de rosa. Aunque poseen muchas características similares, este es mucho más barato, y por eso puede ser una gran alternativa al aceite esencial de rosa.

aceite de geranio

El geranio es originario del Sur de África. Es un arbusto perenne que posee pequeñas flores de color rosa y unas hojas puntiagudas. En 1960 fue llevado a Europa y allí empezó a cultivarse por la industria francesa. Fue entonces cuando se empezó a utilizar en perfumería, sustituyendo al aceite de rosa.

A día de hoy se cultiva y distribuye en España, Egipto, Italia, China, Marruecos, Japón y Suiza.

Tiene muchas variedades, pero es de la Pelargonium graveolens de donde se saca el aceite. Muy usado, por cierto, en aromaterapia.

Se destila a través del vapor de varias hierbas, de la misma planta obviamente. En la antigüedad se destilaban de forma manual pero hoy día ya se hace de forma mecánica. 

Dónde comprar

Puedes adquirir aceite esencial de geranio en tiendas online como Amazon, que te permiten conocer diferentes marcas y distintos tamaños para que optes por la opción que más se adapte a tus necesidades. 

Composición

Los principales compuestos de este aceite son citronelol (26.7%) y geraniol (13.4 %). Además incluye Nerol (8,7%), Formiato de Citronelilo (7.1%), Isomentona (6.3%), Linalool (5,2%).

propiedades aceite geranio

Beneficios y propiedades del aceite esencial de geranio

Es bueno para tratar acné, dolor de garganta, ansiedad, depresión e insomnio. Es muy beneficioso durante la menstruación y en la menopausia. 

En aromaterapia es muy usado porque aumenta el ánimo, reduce la fatiga y promueve el bienestar emocional. Además reduce el dolor y la inflamación. 

Gracias a sus propiedades antisépticas aumenta la velocidad de cicatrización y es muy bueno para diferentes problemas de la piel. Las hemorroides y las quemaduras también son aliviadas gracias al aceite de geranio.

Usándolo disminuye la picazón del cuero cabelludo debido a la resequedad. Hidrata y elimina el exceso de sebo y el cabello se vuelve más fuerte y suave.

Añade unas gotas al champú o al acondicionador, y masajea mientras lavas la cabeza con  unos movimientos circulares.

El aceite de geranio posee una propiedad que permite regenerar las células de la piel, así que las células que están muertas se caen y dejan cabida a células nuevas. ¿Qué pasa? Que el geranio permite eliminar, o al menos disminuir de forma considerable, las arrugas y líneas de expresión.

Añade unas gotas a tus cremas habituales y notarás el cambio. También puedes diluir unas gotas de este aceite con cualquier otro que sea portador (coco, jojoba, almendras) y aplicar directamente en la piel.

Al ser un aceite astringente elimina las bacterias que provocan el acné, además de eliminar el exceso de sebo. La piel cuando está enrojecida por los granos queda fresca después de su utilización.

Aplica una gota directamente en cada granito o diluye con otro aceite portador y aplica a modo de cremita por todo el rostro. Haz una pequeña prueba antes de usarlo por si te irritara la piel.

El aceite de geranio disminuye la inflamación y alivia las molestias musculares. 

Solo tendrás que añadir unas gotas a una crema, o diluir en otro aceite portador y masajear la zona afectada. 

Este tipo de masajes es recomendado para personas con artritis porque gracias al geranio las articulaciones se desinflaman y permite la movilización de dicha zona sin tanto dolor.

Gracias a sus propiedades astringentes, es muy eficiente para tratar malestar, diarrea, cólicos, o problemas intestinales y digestivos. 

Úsalo con un difusor o quemador, o diluido en agua.

Si añades unas gotas en un difusor y te tumbas a oler su fragancia, notarás como te tranquilizas y síntomas como el miedo, la angustia, o la depresión irán disminuyendo poco a poco.

Si añades una gota de aceite de geranio a un pequeño frasco de crema fría o una cucharadita de aceite de germen de trigo, tendrás un potente aliado contra las molestas hemorroides.  

Sus propiedades antibacterianas protegen el cuerpo contra las infecciones. Detiene el crecimiento de bacterias en la piel, como en una herida. 

Deberás frotar dos gotas de aceite de geranio en la zona afectada y cubrir con una gasa; puedes repetir hasta 2 veces al día hasta que cicatrice la herida.

Para combatir esta infección bacteriana añade unas gotas de aceite de geranio a un baño de pies con agua tibia y sal marina. Hazlo un par de veces al día para acelerar el proceso de mejora.

Gracias a sus propiedades antibacterianas elimina los malos olores corporales. 

Para ello solo tienes que añadir 5 gotas de aceite de geranio en una botella de spray y mezclar con cinco cucharadas de agua. Podrás usarlo siempre que lo necesites.

Haz una mezcla de aceite de geranio con agua y rocía sobre tu cuerpo. Si quieres puedes añadir también un poco de bicarbonato. 

Nunca más te picarán los insectos, pero si lo hacen date justo en la picadura y calmará el picor de inmediato.

Previene las infecciones de nariz y garganta porque contiene varios productos que tienen efectos similares a los antibióticos. 

Si lo aplicas en la nariz o la garganta, por vía tópica, sentirás un efecto calmante y aliviará el dolor. Puedes usar un difusor o inhalar el aceite de geranio dos veces al día,.

Cubre con 2 gotas de aceite la zona con la herida con una gasa. El proceso de sanación de la herida o corte será mucho más rápido. También ayuda a desvanecer puntos en la piel o decolorar las cicatrices.

Añade unas gotas de geranio en una bañera y date un baño relajante.  Aprovecharás sus beneficios, sus propiedades curativas y estimularás la piel.

beneficios aceite geranio

¿Cómo hacer aceite de geranio casero?

Aunque es más cómodo comprarlo, es uno de los aceites más sencillos de hacer en casa porque no necesitas grandes utensilios ni demasiado tiempo. 

Necesitas:

  • Geranios.
  • Un recipiente.
  • Mortero.
  • Colador.
  • Frasco para guardar.
  • Aceite de jojoba.

Preparación:

  1. Toma una buena cantidad de geranios rosa y enjuaga con cuidado en agua fría. Así conseguimos eliminar suciedad y bacterias.
  2. Ahora hay que secarlas con una toalla de papel.
  3. Luego machaca las hojas en un mortero y déjalas en el mortero unas horas. 
  4. Ponlas en un frasco de vidrio y agrega aceite de jojoba hasta que cubra las hojas.
  5. Tapa el frasco y guarda en un lugar fresco y oscuro. 
  6. Deberá estar en reposo unas 2 semanas. 
  7. Filtra con la ayuda de un colador y guarda en una pequeña botella.

Se obtendrá 1 mililitro de aceite por un kilogramo de hojas de geranio apróximadamente.

Si pasadas las 2 semanas no huele como te gustaría, añade más hojas y deja reposar otra semana. Si ha tomado demasiado olor, diluye con un poco más de jojoba.

Contraindicaciones

No es tóxico ni irritante y por lo tanto carece de contraindicaciones. Sin embargo, puede causar alergias y sensibilidades ciertas personas. Por ello es bueno hacer una prueba en una pequeña zona de la piel para comprobar que no irrita la misma. 

Si ves que te altera opta por el aceite de lavanda, aceite de naranja, aceite de limón o el aceite de jazmín. Tienen mucho en común y posible que no irriten tu piel.


No nos hacemos responsables ni del uso ni de la forma de aplicación de este aceite. Los usos que aquí se reflejan son orientativos.
Antes de usarlo para tratar cualquier problema serio, consulta con algún especialista.