Aceite de eucalipto

Propiedades, usos y contraindicaciones

El eucalipto es una planta originaria del sudeste de Tasmania y Australia. A día de hoy se encuentra extendido en gran parte de países, prácticamente hay eucaliptos en todo el mundo.

Por lo general se ha usado para acabar con la humedad de muchas tierras pantanosas, ya que es un absorbente natural. Aunque también es verdad que si están muy juntos y hay mucha cantidad pueden llegar a provocar una desecación del suelo.

El aceite esencial de eucalipto se produce por destilación de hojas y brotes. Posee un olor fresco, suave, amaderado y balsámico.

aceite esencial eucalipto

Dónde comprar

El aceite de eucalipto está disponible en páginas online como Amazon, donde además de encontrar infinidad de marcas, tienes los mejores precios del mercado. Procura que el frasco tenga difusor y así hará más fácil la aplicación.

Historia

Los nativos australianos consideraban el aceite de eucalipto como la panacea y lo utilizaban para curar la malaria y las fiebre. Con sus hojas hacían cataplasmas y curaban heridas e infecciones.

Cuando llegó a Europa se comenzó a usar en procesos de bronquitis, tos, catarros, asma y gripe. Aunque también se usaba como antiséptico en infecciones, heridas y picaduras.

En la cultura inglesa reina una historia que cuenta que esta planta fue utilizada para curar la mano de un colono inglés. Dicho colono estuvo a punto de perder un dedo por un accidente con un hacha.

Para curarlo le sujetaron, con una hoja de eucalipto, la herida para luego saturarla.
Cuando el colono acudió a un médico, este dictaminó, con mucha sorpresa, que el dedo estaba completamente sano y que no existía ni una pequeña infección.

Esta historia, entre muchas otras, se popularizaron en Australia, e hicieron tan popular a esta planta, que se empezaron a realizar estudios sobre la misma para descubrir todas sus propiedades.

usos del aceite de eucalipto

Composición

Cuenta con una gran cantidad de compuestos como el B-pineno, el A-felandreno, el 8 cineo y el Terpineno 4-ol.

El aceite de eucalipto crudo contiene mucho más compuestos, puede tener hasta un 80% de cineol. El destilado no supera el 60%.

Beneficios y propiedades del aceite esencial de eucalipto

No hay botiquín que se precie sin aceite de eucalipto, ya que es de sobra conocido y usado para casos de resfriados o trastornos respiratorios. Pero tiene muchas más propiedades que pasamos a contarte a continuación.

Para el cabello

El Aceite de eucalipto nutre el cabello dando a este un mejor aspecto. Si se mezcla con aceite de coco potenciamos mucho más los beneficios.

Además de nutrirlo en profundidad, elimina la caspa, la comezón del cuero cabelludo, e incluso acabará con los piojos.

Añade unas gotas a tu champú o haz una mascarilla de aceite de eucalipto y coco y masajea todo tu cabello con dicha mezcla. Aclara después con abundante agua y tu pelo quedará libre de impurezas, brillante y nutrido.

Para adelgazar

No es un aceite que puedas ingerir sin más. Si quieres hacerlo deberás consultar antes con un médico.

No obstante puedes preparar una infusión mezclando un litro de té de eucalipto, tres rebanadas de piña y jugo de limón. Con ella depuras y ayudas a nivelar el azúcar en sangre. Pero no puedes añadir aceite esencial de eucalipto como tal.

beneficios del aceite esencial de eucalipto

Más usos

Siempre que tengas la nariz congestionada y tapada por resfriados y gripes, coloca 1 o 2 gotas en un pañuelo y aspira. Notarás enseguida como empiezas a respirar mejor.

Para calmar todo el malestar que genera un resfriado solo tienes que diluir 2 gotas de aceite de eucalipto en otro que sea portador y masajear el pecho. La tos, la congestión, etc, irán remitiendo rápidamente.

Para deshacerte de la caspa olvida los tratamientos tan caros que ves por Internet. Añade 3 gotas en tu champú de siempre y verás como la caspa desaparece.

Lava de forma normal pero masajea con suavidad, y durante unos minutos, el cuero cabelludo. Luego aclara como siempre. 

Para notar cómo tu cuerpo queda tonificado y con un agradable y fresco aroma, añade unas gotas a tu gel habitual.

O mejor aún, añade unas gotas a un baño templado y date baño relajante. Verás como el eucalipto te deja la piel.

Mezcla aceite de eucalipto con un aceite portador y da un masaje en la zona afectada para calmar los dolores de los músculos. Hazlo siempre de forma ascendente al corazón.

Si padeces de dolores de cabeza haz este preparado y verás como se te alivia de forma inmediata:

Diluye en 15ml de aceite de oliva 2 gotas de aceite de eucalipto y 3 gotas de aceite de lavanda. Con esta mezcla masajea las sienes durante unos minutos y adiós al molesto dolor de cabeza.

Pon 2 o 3 gotas de aceite de eucalipto en el pecho y la nuca o 1 gota en la parte externa del conducto auditivo externo. Masajea suavemente y verás como se calma el dolor. Recuerda, siempre diluido en aceite portador.

Un par de gotas restregadas por el pecho y la garganta serán suficientes para que el dolor de garganta remita.

Para acabar con el mal aliento haz enjuagues bucales añadiendo 2 gotas de eucalipto a un vaso de agua. Cuando hayas terminado escupe, recuerda que no debes ingerirlo. Además de mantener un aliento fresco, combatirás las caries.

Si estás en casa o en el trabajo y te sientes un poco decaído, coloca 5 gotas en un difusor y frota con una gota sienes y nuca. Verás cómo tu estado de ánimo cambia por completo en pocos segundos.

Seguro que sabes como huele el eucalipto, pues imagina llegar a casa y oler a fresco, a naturaleza. Para ello solo tienes que echar unas gotas en un difusor.

Echa en el agua de fregar unas gotas de aceite y además de perfumar de una forma única tu hogar, estarás desinfectado todas las superficies que limpies con el eucalipto.

Añade unas gotas a un detergente neutro y lava tu ropa con él. Además del agradable aroma, la ropa quedará totalmente desinfectada.

Si tienes estos molestos roedores merodeando por casa, toma un bote de spray, llénalo de agua y añade 20 gotas de eucalipto. Ahora solo tienes que rociar en las zonas en las que creas que tienes ratas o ratones y el olor los mantendrá lejos de tu casa.

Este aceite proporciona una experiencia maravillosa. El eucalipto es refrescante y estimulante. Potencia la concentración y mantiene los niveles de energía.

beneficios del aceite de eucalipto

¿Cómo hacer aceite de eucalipto casero?

Si quieres hacer tu propio aceite de eucalipto tienes que seguir estos pasos. No es complicado pero sí que requiere de un tiempo.

Necesitas:

  • Hojas de eucalipto frescas (las puedes encontrar en algunas tiendas específicas y mercados)
  • Aceite de oliva.
  • 2 frascos.
  • 1 colador.

Preparación:

  1. Llena medio vaso con aceite de oliva ligero para que el olor que predomine sea el de eucalipto.
  2. Toma una cuchara, un colador de té y dos frascos.
  3. Si las hojas las vas a coger tu tienes que hacerlo por la mañana que es cuando los aceites naturales están en su apogeo.
  4. Pon las hojas en uno de los frascos: 
  5. Ayúdate del mango de una cuchara larga para machacar las hojas de eucalipto en el fondo del frasco y que estas así liberen sus aceites naturales.
  6. Añade el aceite de oliva sobre las hojas machacadas de eucalipto: 
  7. Cierra la tapa correctamente y agita para que las hojas y sus aceites se mezclen con los del aceite de oliva.
  8. Deja el frasco fuera y al sol: Si es verano, déjalo al sol dos días. Si es invierno, tendrás que tenerlo 1 mes ya que el sol es mucho más flojo.
  9. Agita el frasco cada 12 horas.
  10. Pasado el tiempo cuela la mezcla sobre el colador. Las hojas se quedaran en el colador y el aceite esencial de eucalipto quedará en el frasco.
  11. Listo para usar.

Contraindicaciones

No es un aceite apto para ingerir. Y antes de aplicarlo en la piel debes hacer una pequeña prueba para comprobar que no irrita tu piel. Además, recuerda que siempre debes usarlo diluido en aceite portador.


No nos hacemos responsables ni del uso ni de la forma de aplicación de este aceite. Los usos que aquí se reflejan son orientativos.
Antes de usarlo para tratar cualquier problema serio, consulta con algún especialista.