Aceite de almendras

Propiedades, usos y contraindicaciones

El aceite esencial de almendras proviene de las almendras dulces sacadas del árbol del almendro. Son ricas en aceites, proteínas, sales minerales y vitaminas A, B y E.

El proceso se puede realizar de dos maneras, por presión al frío y por extracción o refinamiento, como se conoce más comúnmente.

Con el prensado en frío tenemos como resultado un aceite de color amarillo dorado claro y olor muy suave. Este sería el llamado aceite virgen, de primera presión en frío.

Con la extracción, el resultado del aceite es de un tono más claro, y con menos intensidad en su olor, lo que le confiere una cualidad especial: ser un aceite portador y poder ser mezclado con otros aceites, pero pierde intensidad en algunas de sus propiedades.

Aceite de almendras en Mercadona

La cosmética de Mercadona está en auge en el sector femenino. Eso ya lo sabes tú que cada vez que vas por allí, cae algo a la cesta de la perfumería ¿verdad? Y seguro que has visto el aceite de almendras.

Bien, si lees reseñas en internet, todas, o una gran mayoría, te van a decir que es estupendo y que funciona muy bien. Yo no lo dudo. Es más, ni siquiera puedo dar opinión porque no lo he probado pero…

El pero está en sus ingredientes. Me he parado a verlos y dejan mucho que desear. Uno de ellos es el Peg-8, un compuesto derivado del óxido de etileno. O para que me entiendas mejor, un petroquímico que sirve para mil cosas y se usa mucho en cosmética porque es barato. Es tensioactivo, limpiador, emulsionante y suavizante. Y por lo que he podido leer, es probable que a veces esté contaminado con impurezas tóxicas.

A ver, nadie se muere por usar un producto con Peg-8 (al menos que se sepa). Se usa en miles de productos e imagino que pasando controles de sanidad, pero no es tan natural como lo anuncian conteniendo este tipo de ingredientes. 

Por eso bajo mi humilde opinión es mejor la opción de otras marcas que sí son realmente naturales.

Dónde comprar

Es un aceite muy común y conocido. Lo vas a encontrar fácilmente en cualquier establecimiento, supermercado, farmacia… pero te recomendamos que lo compres donde lo compres te fijes bien en las características del producto, lee sus ingredientes y valora el precio que te dan.

Es un aceite relativamente barato que en algunos sitios venden a precio de oro precisamente por los beneficios que aporta. Pero recuerda que no es un producto caro. Y además hay muchos que aunque pongan natural, está llenos de ingredientes químicos.

También debes tener cuidado y fijarte si el aceite es de almendras dulces o amargas.

El primero puedes usarlo sin problemas e incluso ingerirlo para ciertos males.

Sin embargo, el aceite de almendras amargas en dosis elevadas puede ser tóxico y su uso es casi exclusivo para hacer perfumes, aromatizantes… aunque también es usado a veces para cocinar. 

Por ello te recomendamos que, tranquilamente, mires en tiendas online como Amazon donde vas a encontrar diferentes marcas, productos 100% naturales y precios muy asequibles.

Historia

Los primeros que usaron aceite de almendras dulces para crear pomadas fueron los Asirios en los siglos XII a VII a.C. Para ello lo mezclaban con grasas animales, aceite de oliva y esencias de flores.

Galeno fue el primer médico que formuló una emulsión a base de agua de rosas, cera de abejas y aceite de almendras dulces, que posteriormente se difundió por todo el mundo bajo el nombre de cold cream.

Composición

Este producto está compuesto por grasas monoinsaturadas, ácido oleico y ácidos linoleicos como el omega 3 y 6. Además, contiene antioxidantes y minerales esenciales muy beneficiosos.

El aceite de almendras es un aceite portador o aceite base perfecto para diluir otros aceites esenciales. De este modo podrás usarlas en tu piel sin riesgo a que te dañen o irriten.

También funciona para diluir extractos aromáticos y crear un aceite perfumado delicioso que puedes poner en todo tu cuerpo.

Combina con cualquier aceite esencial y con el resto de aceites vegetales.

usos del aceite de almendras

Beneficios y propiedades del aceite esencial de almendras

Los usos y beneficios del aceite base de almendras son infinitas: Ayuda a calmar quemaduras, dolores musculares, aporta una salud inmejorable al pelo, al rostro… Podemos usarlo para diferentes problemas de la piel y es el mejor aceite tanto para usar solo como para diluir con el resto de aceites. 

Supongo que muchos de estos usos se los habrás escuchado a la mujer más sabia de tu casa, tu abuela.

Las abuelas eran expertas en sacarle el mayor de los rendimientos a todos los aceites así que si ella lo usaba, ten por seguro que todo lo que te contamos a continuación, funciona.

Estrías

Es el aceite más utilizado para las estrías, ya que gracias a sus múltiples propiedades acaba con estas marcas de la piel que se producen por su estiramiento, ya sea por haber engordado o bien durante el embarazo.

Una vez han salido es difícil de eliminar, por eso es conveniente que uses aceite de almendras durante el embarazo o en procesos de pérdida de peso

Las estrías suelen salir en abdomen, caderas, muslos y glúteos, así que masajea cada día dichas zonas para prevenir su aparición.

En caso de que ya las tengas, y aunque no puedas deshacerte del todo de ellas, sí que conseguirás atenuarlas. 

Puedes usarlo solo o mezclado con aceite de rosa mosqueta, ya que entre ambos disminuirán la pigmentación de las cicatrices o marcas.

Solo tienes que hacer una mezcla de ambos aceites a partes iguales y aplicar en las zonas afectadas por las estrías.

Para el cabello

Parece ser un aceite con una estructura muy similar a la del cabello. Es por eso que aporta muchos beneficios desde dentro si se usa de forma continua.

Su perfil nutricional es impresionante y está lleno de proteínas, grasas beneficiosas, vitaminas y minerales. Además es rico en vitamina A para mantener las membranas celulares saludables, en B1 y B6 para ayudar al crecimiento y E que es un poderoso antioxidante que ayuda a la circulación de nutrientes.

Destacamos de los beneficios que aporta al cabello los siguientes:

  • Al ser rico en proteínas y vitaminas A, B y E aportan un extraordinario brillo al cabello.
  • Dichas vitaminas combaten la sequedad del pelo.
  • Los ácidos grasos omega 3, 6 y 9 que contiene, protegen el cabello de los efectos dañinos del sol y reparan la queratina natural.
  • Con su uso continuo el cabello encrespado lucirá mucho más liso y pulido.
  • El cabello estará más hidratado.
  • Evitarás las roturas y las puntas abiertas.
  • Mantiene a raya la humedad del cabello y del cuero cabelludo, por ello es bueno para combatir picores y la acumulación de células muertas vinculadas al problemas de caspa.
  • Si masajeas con aceite de almendras el cuero cabelludo te ayudará a estimular su crecimiento
  • Usado como una mascarilla, una vez a la semana, podrás luchar contra la pérdida del pelo gracias al zinc, el calcio y el magnesio que tiene presentes.

Es un aceite que puedes usar de muchas formas: Con el cabello húmedo, con el cabello seco, mechón a mechón impregnado bien y dejando que actúe antes de lavarlo, a modo de mascarilla en todo el pelo… Incluso puedes dejarlo toda la noche puesto con una toalla en la cabeza.

Lo puedes utilizar también como sustituto del acondicionador o mascarilla, esperar unos minutos y enjuagar a continuación.

Desmaquillante

Si estás ya harta de usar 1000 productos para desmaquillarte, pásate al aceite de almendras. Es igual o mejor que cualquier desmaquillante y además te deja la piel mucho más suave. 

Piensa que con él, estás usando algo natural que no te va a irritar la piel, y con el que además de desmaquillar la piel puedes quitar todo el maquillaje de los ojos, incluso el waterproof

Solo tienes que poner unas gotas en un disco de algodón y empezar a retirar con suaves masajes toda la suciedad del rostro.

Además de desmaquillar, estás nutriendo la piel, evitando la flacidez y beneficiándote de todos sus ingredientes. 

No creas que te va a quedar la cara muy grasienta, para nada. El aceite de almendras se absorbe muy bien por la piel. Eso sí, procura no echar mucha cantidad en el disco. Es mejor repetir si se necesita que malgastar producto.

beneficios aceite esencial almendras

Otros usos para la belleza y cuidado personal.

Pon una gota en la yema de los dedos y a toques aplica por el contorno de los ojos. Es un potente antiarrugas que te hará lucir una mirada más firme, sin líneas de expresión y que además ayudará a eliminar manchas y ojeras.

Aplica una o dos gotas en el rostro y masajea. Hazlo siempre justo después de haberte lavado bien y cuando este ya está seco. Sus componentes harán que tengas la piel más firme, hidratada y suave. 

Mezcla media taza de azúcar con una cucharada de aceite de almendras y aplica esta pasta que se forma en el rostro. Si es durante la ducha mejor aún. Cuando lo retires tendrás la piel suave y libre de células muertas. 

Aumenta el aporte sanguíneo a los vasos de la dermis,

Aplica aceite en suaves masajes en movimientos circulares y mantendrás la piel tersa, suave, joven y radiante. Como también contiene vitamina E que es un excelente antioxidante ayuda a mejorar el aspecto de la piel en general.

El aceite de almendras tiene compuestos que ayudan a combatir el acné. Sus propiedades antimicrobianas desinfectan los poros y facilitan la eliminación de las impurezas.

Puedes aplicarlo directamente en las zonas afectadas o puedes preparar una mascarilla para usar 3 veces por semana y que sea aún más efectivo.

Mezcla una cucharada de aceite con una de clara de huevo y otra de miel, y aplica por todo el rostro. Deja que actúe una media hora y retira con agua.

Protege y suaviza tanto la piel como las mucosas, y es perfecto para tratar la psoriasis y la dermatitis porque alivian el picor de las erupciones cutáneas. Ablanda las partes inflamadas y alivia la irritación.

Es ideal para masajes porque facilita la relajación, lo que conlleva a eliminar el estrés, los nervios y la ansiedad. 

Es perfecto para reparar labios agrietados y llenos de pellejitos. Aplica una gotita cada día sobre ellos y tendrás siempre unos labios suaves.

Puedes añadir en un bote un poco de aceite y un poco de gloss así tendrás los labios nutridos con un toque de color. 

Deja de usar productos que cuestan una fortuna para aumentar las pestañas. El aceite de almendras te ayuda a que tus pestañas crezcan fuertes, sanas y sean más largas. 

Aplica, con la ayuda de un goupillon limpio, un poco sobre ellas cada noche antes de acostarte.

Si tienes los pies secos y los talones agrietados, aplica aceite sobre ellos después del baño y da un suave masaje. Hazlo cada noche y tus pies te lo agradecerán. 

Más usos del aceite de almendras.

No creas que el aceite de almendras solo sirve para la belleza. ¡Que va! Puedes usarlo también para:

La madera sufre deformaciones por la variación del clima, y los instrumentos también la padecen. Así que para mitigar esta oscilación ordinaria, el aceite de almendras se utiliza como un regulador de la madera en algunos instrumentos de viento, tales como el oboe y clarinete (en este caso si el aceite es de almendra amarga mejor).

Para pulir los muebles deberás tomar un paño suave y humedecerlo en agua. Pásalo suavemente sobre la superficie y espera que seque. Con un paño seco, vierte aceite de almendras y distribuye con la tela sobre el área que deseas pulir, deja secar y listo. 

Repara el cuero de bolsos y zapatos con aceite de almendras. Aplica en un paño y frota sobre la prenda en cuestión. Esta quedará pulida y sin ver alterado su color. Recuerda retirar el excedente que haya quedado cuando acabes.

Parece ser, y según cuentan los entendidos, gracias al aceite de almendras es más fácil llegar al punto G de los hombres. Un masaje en el área entre las gónadas y el ano, y el placer del hombre se verá gratamente aumentado. 

usos del aceite de almendras

¿Cómo hacer aceite de almendras casero?

Puedes encontrar aceite de almendras a buen precio, pero si quieres hacerlo en casa, toma nota de los siguientes pasos.

Necesitas:

  • 1kg, de almendras frescas.
  • Un paño para colar.
  • Sartén.
  • Mortero.
  • Palo de madera.
  • Frasco para el aceite.

Preparación:

  1. Lava las almendras para quitar cualquier resto de arena.
  2. Ponlas bajo el sol, o en el horno a muy bajo calor, para que se sequen bien, con cuidado que no se quemen. Así perderán la humedad sin liberar mucho aceite.
  3. Debes moler las almendras, lo más que puedas, para que quede una pasta.
  4. Pon a calentar una sartén a fuego bajo y coloca la pasta de las almendras. Con una pala de madera mueve esto constantemente hasta que la pasta comience a soltar el aceite. 
  5. Deja sobre el fuego bastante tiempo.
  6. Cuando haya liberado el aceite por el calor, usa el paño como colador. En cualquier recipiente va a ir cayendo el aceite.
  7. Ve poniendo sobre el paño poca cantidad para ir colando bien.
  8. Cuando hayas acabado vierte el aceite en un recipiente o frasco con tapa para que el aceite no pierda propiedades.

Contraindicaciones

Este aceite no posee ningún efecto secundario. No obstante realiza una pequeña prueba en una pequeña parte del cuerpo para comprobar que no te irrita la piel. 


No nos hacemos responsables ni del uso ni de la forma de aplicación de este aceite. Los usos que aquí se reflejan son orientativos.
Antes de usarlo para tratar cualquier problema serio, consulta con algún especialista.